Gracias, Adela, por tu comentario en Amazon

el 9 de febrero de 2016
Una novela con giros inesperados, deberían haberla titulado “sexo, drogas y corrupción”
A medida que pasan las páginas te das cuenta de que en cualquier momento reconoces una esquina de un bar, unas torres, una M40 en pleno agosto. La narración es comprensible y agradable, incluso en las escenas tórridas, cuando los amantes pueden llegar incluso a tres. Me gusta mucho la Causa-Consecuencia y cómo se desarrolla la historia. Admito que a veces la historia encaja como un puzle con la realidad que estamos viviendo de partidos políticos corruptos, tarjetas black, comparecencias ante la prensa y cada día un caso más de corruptela despega en los periódicos sin que lleguemos realmente a saber dónde se escondía tanto dinero.
Una buena novela casi “negra”, si no fuera porque lo vemos casi todo del lado de los “malos”.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s